01 de abril de 2019

Formación, compromiso y bien común

El espíritu empresarial y la vocación emprendedora deben ser fomentados en los ámbitos de formación profesional y universitaria.

David López Royo, Vicepresidente y Director Ejecutivo de la Fundación Chávarri por el Bien Común, firma de nuevo su artículo semanal en El Correo de Andalucía. En esta ocasión, lleva a cabo una reflexión sobre cómo el impulso del espíritu emprendedor en los ámbitos de formación profesional y universitaria puede ser una respuesta que solucione muchos de los conflictos y dramas ligados a la emigración. De este modo, los proyectos de este tipo son «realidades empresariales y sociales que están ayudando a que muchos jóvenes decidan no emigrar, un espacio para el desarrollo personal y profesional y un lugar de convivencia y encuentro».

Sobre todo, estas iniciativas suponen la posibilidad de «estructurar económicamente muchas comunidades». Por esta razón, David López Royo sugiere que se desarrollen programas conjuntos entre los emprendedores españoles y aquellos que proceden de distintos continentes. Estos proyectos «deberían diseñar programas y actuaciones que dibujaran proyectos empresariales conjuntos entre distintos países con vocación de perdurar en el tiempo», subraya.

Leer artículo completo